Saltear al contenido principal

Pan de frankfurt sin gluten

PRESENTACIÓN

Nuestro pan de frankfurt sin gluten con una formato alargado. Perfecto para incorporar el frankfurt en su interior. Nuestro pan de frankfurt sin gluten tiene una corteza crujiente y una miga esponjosa. Destaca por su elaboración respetando los tiempos de fermentación, reposo y su posterior cocción en horno.

FORMATO

El pan está elaborado con materias primas sin gluten y sin lactosa certificadas para así poder dar las máximas garantías. Por lo tanto, todos los productos que fabricamos no presentan ningún tipo de contenido en gluten y lactosa. Su peso es de 75 gramos.

ENVASADO

El pan de frankfurt sin gluten lo envasamos individualmente con un envase termo sellado horneable resistente a las altas temperaturas del horno y microondas.

DESCONGELACIÓN

Se puede descongelar a temperatura ambiente y tomar al momento porque el pan viene cocido. No obstante, si se prefiere un punto más crujiente se puede poner directamente en el horno o microondas con el envase horneable. De esta manera facilita y agiliza el proceso de descongelación y se evita la contaminación cruzada.

 

Descripción

PRESENTACIÓN

Nuestro pan de frankfurt sin gluten con una formato alargado. Perfecto para incorporar el frankfurt en su interior. Nuestro pan de frankfurt sin gluten tiene una corteza crujiente y una miga esponjosa. Destaca por su elaboración respetando los tiempos de fermentación, reposo y su posterior cocción en horno.

FORMATO

El pan está elaborado con materias primas sin gluten y sin lactosa certificadas para así poder dar las máximas garantías. Por lo tanto, todos los productos que fabricamos no presentan ningún tipo de contenido en gluten y lactosa. Su peso es de 75 gramos.

ENVASADO

El pan de frankfurt sin gluten lo envasamos individualmente con un envase termo sellado horneable resistente a las altas temperaturas del horno y microondas.

DESCONGELACIÓN

Se puede descongelar a temperatura ambiente y tomar al momento porque el pan viene cocido. No obstante, si se prefiere un punto más crujiente se puede poner directamente en el horno o microondas con el envase horneable. De esta manera facilita y agiliza el proceso de descongelación y se evita la contaminación cruzada.

 

Volver arriba